NOTICIAS

Informe sobre gordofobia en la ficción audiovisual nacional

El Observatorio de la Diversidad en los Medios Audiovisuales de España (ODA) ha presentado su primer Informe sobre gordofobia en la ficción audiovisual nacional, que ha salido junto a la campaña ‘Más reflejos donde encontrarnos’, elaborada en colaboración con Filmin y protagonizada por la actriz Laura Galán. El informe cuenta con cartas firmadas, entre otros, por Carlota Pereda, guionista y directora de ‘Cerdita’, o la activista anticapacisista Oyirum, que hablan desde su experiencia de la importancia de impulsar un audiovisual más diverso.

El estudio analiza la imagen que se ha proyectado de las personas gordas y de otras corporalidades no normativas en los medios audiovisuales españoles en 2022 y, muy importante, lo hace en función de cuestiones como el género, la edad, la racialización, la discapacidad o el pertenecer al colectivo LGBTIQA+.

El porcentaje total de personajes, protagonistas o secundarios, con corporalidades disidentes, no llega ni al 6 %. De todo un año de ficción, solo el 3,3 % de los personajes son percibidos como gordos. Esto es especialmente preocupante teniendo en cuenta que, según la Encuesta Europea de Salud en España del año 2020 ―que tiene el problema de que parte de la patologización de los cuerpos― más de la mitad de la población española (el 61,4 % de los hombres y el 46,1 % de las mujeres) se sitúa por encima del ‘normopeso’.

POR GÉNERO

Hay una mayor presencia de hombres que de otras identidades. En el caso de las mujeres, ellas están más sujetas a la normatividad corporal, al mismo tiempo que su representación sigue estando más asociada a una hipervigilancia hacia sus cuerpos.

Las diferencias por género se evidencian también dependiendo de la edad. Por tanto, aunque la edad adulta es la franja en la que más cuerpos gordos encontramos (en concreto, casi el 50 % de personajes gordos en cine y series se sitúan entre los 30 y los 50 años), cuanto más jóvenes son, más comentarios reciben sobre su físico, sobre todo las mujeres.

En cuanto a la niñez, es llamativo que en series no hay personajes menores de 13 años con un cuerpo gordo, mientras que en cines son todos niños que además tienden a aparecer en ficciones protagonizadas por grupos de personajes.

Después, en la adolescencia aparecen mujeres jóvenes con cuerpos gordos, pero su apariencia comienza a formar parte de la trama, como le ocurre a Brenda en ‘Canallas’, que es quién recibe los comentarios gordófobos durante la película, en forma de alivio humorístico. También hay que destacar que estos personajes no suelen ser protagonistas, salvo en el caso de ‘Cerdita’ ―cuya trama gira en torno a las violencias gordófobas que padece Sara, el personaje principal―.

Las variaciones más interesantes están relacionadas con el género cinematográfico. Desde ODA reclaman que las personas con corporalidades no normativas no aparezcan únicamente en producciones de fantasía, terror, suspense o sobrenatural, para no fomentar imaginarios colectivos nocivos.

Puedes leer el informe completo aquí.

OTRAS NOTICIAS