Un Goya dedicado “a los que creen que no es necesario una ley de violencia de género”

Arantxa Echevarría dedicó el Goya a la Mejor Dirección Novel a “todos los que no son capaces de ponerse en los zapatos de otro, a los que no ven necesario que haya una ley de violencia de género”.

La cineasta, autora de la maravillosa historia de amor adolescente ‘Carmen y Lola’ (distribuida por Nieves Maroto /CIMA), quiso dedica el galardón “a los que no permiten amar diferentes, que no se ponen en la piel del distinto, que creen que no es necesario una ley de violencia de género, a los que no creen que el aborto y el cambio de sexo debe estar en la Seguridad Social; a ellos, para que vean una peli de gitanas, lesbianas y mujeres”.

Después de dedicar el premio a todo el equipo, Echevarría sentenció: “A una sociedad se le mide por el sitio que ocupan las mujeres en ella, y España no sé si es suficientemente madura”.