‘Sands of Silence’, en el Parlamento Europeo y en TVE

La película ‘Sands of Silence’, de Chelo Álvarez-Stehle (CIMA), se presenta el 21 de noviembre en el Parlamento Europeo con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Además, el filme se emitirá el 25 de noviembre en La Noche Temática de TVE a las 23,30 h.

La sesión del Parlamento Europeo contará con la presencia de la directora Chelo Álvarez-Stehle en un debate posterior, en el que estará acompañada por Iratxe García Pérez, Marie Vermeiren e Irene Rosales.

Tras dedicar más de 15 años a exponer el submundo de la explotación sexual y la trata en Asia y las Américas, la periodista y cineasta española Chelo Alvarez-Stehle vuelve a la playa de Zarautz donde puso fin a su infancia y donde comenzaron algunos secretos de familia. En ‘Sand of Silence’ (86 min. EEUU/España), la directora, inspirada por la transformación de las supervivientes de tráfico sexual cuyas vidas documenta, se ve abocada a romper el silencio sobre el abuso sexual en su vida.

Después de un largo esfuerzo de cerca de ocho años, este filme ha recibido el Primer Premio y Biznaga de Plata en su estreno mundial en abril en el Festival de Málaga – Afirmando los Derechos de la Mujer, el Premio del Público a la Mejor Película Documental en su estreno en octubre en el Awareness Film Festival de Los Ángeles, y los premios al Mejor Documental y Premio del Público en el Malibu International Film Festival.

Durante su trabajo con supervivientes de tráfico sexual conoce a Virginia Isaias, una mujer mexicana que logra escapar de una red mexicana de trata y prostitución con su bebé de seis meses en el regazo y deja atrás toda una vida de explotación sexual al cruzar la frontera a EE.UU.

Diez años de arduo trabajo más tarde, Virginia empieza a reconstruir su vida y acaba convirtiéndose en una gran líder contra la explotación sexual en la comunidad latina del Sur de California. Inspirada por Virginia, Chelo decide ahondar en la raíz de su pasión por denunciar la violencia de género. Ahí nace un viaje paralelo de introspección que empuja a la cineasta a regresar a España y quebrar el silencio sobre el abuso sexual en su vida.