‘Nunca, casi nunca, a veces, siempre’, de Eliza Hittman, llega a las salas

La cineasta Eliza Hittman hace un retrato de la situación traumática que significa abortar para una mujer sin enjuiciar a ningún personaje. Una película que aboga por el derecho al aborto y por la seguridad sanitaria de las mujeres.

Cine independiente, la película de Eliza Hittman se alzó con el Gran Premio del Jurado en el Festival de Berlín y el Premio Especial del Jurado en el Festival de Sundance. Ha estado presente en el 68 Festival de San Sebastián. Está protagonizada por las jóvenes actrices Sidney Flanigan y Talia Ryder.

Autumn, una apática y callada adolescente, trabaja como cajera en un supermercado rural de Pennsylvania. Viéndose obligada a sobrellevar un embarazo accidental y sin alternativas viables para poder realizar un aborto en su propio estado, ella y su prima Skylar reúnen algo de dinero y se embarcan en un autobús rumbo a Nueva York. Con la dirección de una clínica apuntada en un papel y sin un lugar en el que pasar la noche, las dos chicas se adentran en una ciudad que desconocen.