‘La puerta abierta’, de Marina Seresesky, vencedora del Festival de Asuán

La ópera prima de Marina Seresesky (CIMA), ‘La puerta abierta’, se alzó con el Premio a la Mejor Película en el Festival Internacional de Cine de Mujeres de Asuán (Egipto). El filme, además, conquistó el Premio de la Crítica, el de Mejor Guion y Mejor Actor (Asier Etxeandía).

La puerta abierta cartel

La película, rodada sin ayudas, que se consiguieron después del rodaje, es la historia de Rosa, una prostituta amargada, que ha heredado el oficio de su madre, que ahora se cree que es Sara Montiel. Esta le hace la vida imposible, no la quiere y nunca la ha querido, y Rosa ni siquiera piensa en la alegría. Sin embargo, la aparición de una niña en sus vidas hará que las cosas cambien y que Rosa comprenda que ella, como todo el mundo, tiene derecho a ser feliz.

Las mujeres de ‘La puerta abierta’, escrita por la propia Seresesky, son “libres”, como ha dicho Carmen Machi en alguna ocasión. A pesar de sus circunstancias, no demasiado buenas, no pierden la esperanza y lloran, pero también y sobre todo ríen, como las mujeres en la vida real. No dependen de ningún hombre y no son víctimas.

“Desde el principio supe que nuestra historia necesitaba grandes interpretaciones que ayudaran a hacer foco en estos personajes que guardan grandes secretos y profundas heridas –dice la directora-. Y creo que esa es la gran baza de ‘La puerta abierta’, unos actores con los que he disfrutado cada minuto de rodaje. Para mí fue un placer enorme dirigirlos, hacer juntos el camino hasta la verdad cruda de estos seres que buscan, cada uno a su manera, ser felices y encontrar su propia puerta abierta”.