José Manuel Rodríguez Uribes: “El desafío es el 50-50”

El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, clausuró la I Jornada CIMA IMPULSA, con unas palabras que no podía haber comenzado de mejor manera, recordando que el reto, “el desafío”, es “el 50-50”.

“CIMA, os necesitamos y os vamos a seguir ayudando”, aseguró el ministro que enumeró algunas de las conquistas recientes: “Hemos pasado de 11 millones de euros de 2019 de ayudas al cine hecho por mujeres, a 20, casi duplicado en un año. De 22 proyectos a 30. Se ha ayudado a que la paridad esté en los Goya próximos. Hemos garantizado que al menos el 35% de la dotación se destine a proyectos dirigidos por mujeres con especial apoyo a las directoras noveles. En largometrajes hemos llegado al 38%”.

Tras felicitar a las participantes en el I CIMA IMPULSA, Rodríguez Uribes agradeció también la organización de la jornada, “que es fundamental, fundamental que se visibilice la fuerza de las mujeres en el audiovisual, que cada vez va a ser más y mejor, y que no tiene vuelta atrás”.

“La cultura y el cine muy especialmente tienen tres grandes proyecciones que hay que resaltar. Primero es una industria, de hecho, en los planes de recuperación, la única política tractora específica se llama ‘políticas culturales’. En relación con las mujeres, hay que trabajar más y mejor para reducir la brecha salarial”, señaló.

“En segundo lugar, la cultura es un valor y ahí tenemos que subrayar el valor fundamental de nuestra cultura que es el valor de la igualdad. Y la defensa de la autonomía moral de todas las personas, insisto en la comunión que hay entre el feminismo y la laicidad. Esa idea de cultura y del cine contribuye a esa autonomía y singularidad de la mirada de las mujeres”

“Y en tercer lugar –declaró-, la cultura es un derecho, por eso tenemos que trabajar por el acceso universal a la cultura. Pero es un derecho también de los creadores y creadoras, y eso tiene consecuencias en términos de los derechos de autor, proteger la creación… Es fundamental que demos una mirada feminista al estatuto del artista…”