‘En realidad, nunca estuviste aquí’, de Lynne Ramsay, cine negro en femenino

La nueva película de la cineasta escocesa Lynne Ramsay, ‘En realidad, nunca estuviste aquí’, es un magnífico ejemplo de cómo cambian las historias cuando se narran desde una mirada femenina. Premio al Mejor Guion en Cannes y al Mejor Actor (Joaquin Phoenix), la película se estrena en España el 24 de noviembre.

Adaptación de la novela de serie B de Jonathan Ames, la nueva película de Lynne Ramsay, que se presentó en Cannes y se vio posteriormente en el Festival de Cine de San Sebastián, en la Sección Perlas, es una historia que revela la decadencia de la figura del héroe en el cine, hombre vengadores de las pobres mujeres víctimas. Aquí, el protagonista, un tipo atormentado se dedica a vengar a las mujeres atrapadas en redes de tráfico sexual o de pederastia.

El personaje, que mantiene una relación tierna y cariñosa con su madre, “no salva en este cuento a la princesa”, que se vale por ella misma. Armado con un martillo, Joe imprime mucha violencia al relato, que en la película se intuye más que verse y que, precisamente por ello, es mucho más brutal.

Medida al milímetro, ‘En realidad, nunca estuviste aquí’ es una narrativa esencialmente visual, donde el montaje tiene una intención ética evidente y en la que nada se subraya especialmente, dejando un espacio de libertad al espectador.