El número de directoras de cortometrajes sube por segundo año consecutivo

El porcentaje de realizadoras ha aumentado 4 puntos en 2019 y alcanza el 27%, diez puntos porcentuales más que hace diez años, según el estudio elaborado por la organización de los Premios Fugaz elaborada sobre los 589 cortometrajes inscritos a la edición de 2020.

Los realizadores varones han dirigido el 70% de los cortometrajes españoles, aunque el índice de directoras sigue subiendo y alcanza ya el 27%. El 3% restante pertenece a cortos dirigidos por varios cineastas de sexos dispares.

Samuel Rodríguez, codirector de los Premios Fugaz al cortometraje español, ha destacado que “el hecho de que haya cada vez más directoras haciendo cortometrajes es un paso importante para su consolidación en la industria, ya que la mayoría de cineastas empiezan trabajando con este formato antes de afianzarse”.

La mayoría de ellos/as tiene entre 31 y 40 años (39%) y ha nacido en Madrid (28%), Andalucía (13%) y Cataluña (10%). Además, un 19% de los cortometrajistas que se abre paso en la capital son originarios de otras comunidades.

El drama (33%) y la comedia (12%) son las dos descripciones más utilizadas en el proceso de inscripción de las obras, seguidas de la integración (9%) y, con el 4% cada una, la ciencia ficción, adolescencia, tercera edad, discapacidad, terror y LGTBI+.

Las realizadoras siguen patrones similares, pero están más abiertas a explorar otros géneros cinematográficos. El 17% de las obras presentadas por mujeres pertenece al género documental, cifra que en los hombres desciende al 11% (en beneficio de la ficción). Algo similar sucede con el cine experimental, con el añadido de que hay más cortometrajes con esta descripción dirigidos por mujeres (9 obras) que por hombres (6).

Respecto a las diferencias temáticas, las directoras realizan más historias sobre arte, infancia, adolescencia y medio ambiente que ellos. Por su parte, a los realizadores les atraen más las historias de ciencia ficción o los conflictos bélicos que a ellas.