NOTICIAS

CIMA Mentoring 1TO1 / Las montadoras Vanessa Marimbert y Martina Seminara cuentan su experiencia

“Mentorizar a alguien te ayuda a parar, reflexionar, pensar y analizar como profesional qué te lleva a hacer las cosas de una manera o de otra”. Son palabras de Vanessa Marimbert referidas a lo que está suponiendo para ella participar como mentora en la tercera edición de CIMA Mentoring 1to1.

Los encuentros continúan desarrollándose entre las parejas participantes. La montadora Vanessa Marimbert se ha reunido con Martina Seminara, quien cuenta con una amplia experiencia en el cine documental y quiere adentrarse en el mundo de la ficción. Así, uno de los objetivos de su mentora es “darle confianza en este aspecto. Le recuerdo que montar documentales requiere de unas destrezas que no todo el mundo tiene. De hecho, hay montadores que, a la inversa que ella, no se atreven a subirse al carro del género documental por todo lo que demanda”. En el campo documental, continúa, se trabaja mucho creando estructuras “de donde muchas veces no hay” y esta experiencia, precisamente, puede llevar a “aportar ideas narrativas que en ocasiones ayudan a solucionar problemas estructurales en la ficción”.

Martina Seminara ha podido visitar el estudio de su mentora en varias ocasiones y conversar con ella sobre la manera de trabajar en ficción. En un principio, Vanessa Marimbert se encontraba terminando la edición del segundo largometraje de ficción del director Rafa Cortés, resultando un buen ejemplo para su mentorizada al tratarse de un cineasta “que suele improvisar en el set, rodando muchas tomas variadas en cuanto a diálogo y tono, con todo lo que ello supone posteriormente para el montaje”. En cambio, en los últimos encuentros, la montadora está trabajando en un documental de Álvaro Longoria sobre el mercado del arte.

Trabajos tan diversos permiten que Marimbert pueda mostrar a su mentorizada distintas formas de abordar el montaje de una película, así como responder a todas las preguntas de Martina Seminara acerca de la manera de crear estructuras; lo cual, como explica ella misma, suele ser “casi siempre sola y, a veces, con la ayuda de la guionista, como en esta ocasión con Marisa Lafuente de compinche”.

En estos encuentros, además, aunque establecen con antelación un temario concreto, entablan conversaciones espontáneas en las que abordan distintas cuestiones de la industria y temas como las dificultades de la conciliación familiar, al tiempo que intercambian ideas que, en palabras de Vanessa Marimbert, “también me nutren a mí, y eso es fantástico”.

Esta mentoría está siendo una puesta en común sobre maneras de trabajar en el sector e inquietudes mutuas sobre el tema, a lo que se añade “la oportunidad única de participar de encuentros y talleres de las otras áreas del audiovisual y conocer al resto de participantes, nutrirnos entre todas y, por qué no, crear redes”, apunta Martina Seminara.

CIMA Mentoring 1to1 es un programa coordinado por Cristina Silvestre González, con Almudena Carracedo e Isabel Ruiz como responsables de la junta directiva, que cuenta con el apoyo de Netflix y del ICAA del Ministerio de Cultura y Deporte a través de los fondos europeos Next Generation.

OTRAS NOTICIAS