Carmen Calvo: “Hay que seguir exigiendo políticas de discriminación positiva”

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, Madrina de CIMA IMPULSA, inauguró esta mañana la I Jornada CIMA IMPULSA ‘El papel de la Mujer en la Producción de Contenidos’. En su presentación, la vicepresidenta fue rotunda en su afirmación: “Hay que seguir exigiendo políticas de discriminación positiva”.

Carmen Calvo, a la que dio paso la presidenta de la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA), comenzó su discurso enviando un mensaje “cariñoso” a la cineasta Josefina Molina, presidenta de honor de CIMA. Lo siguiente fue recordar que “empobrece que nosotras no estemos en la plena participación y aportación, es algo más que injusto. Por eso es tan importante que existáis y tengáis quince años de vida”.

Carmen Calvo afirmó que “el debate es que hay que seguir exigiendo políticas de discriminación positiva. Que pareciera que son ya un elemento muy lejano en la propuesta jurídica que hizo el feminismo político hace ya unas cuantas décadas.  Estamos infrarrepresentadas en cualquier cosa en la que queremos decir algo. El Estado que construye la democracia está lleno de cuotas por todos lados. Pero las únicas cuotas que se cuestionan son las que afectan a los derechos de las mujeres, pero la democracia está llena de cuotas”.

“En todos aquellos oficios donde se aporta el contenido, donde se abre el debate, donde se deconstruye lo que no puede seguir existiendo en una democracia aceptable y que tiene que ver con los viejos papeles que marcan el patriarcado y el machismo, en todos esos espacios somos minoría –dijo-. Y somos mayoría en los espacios donde se heredan los papeles tradicionales. Pero eso ha ido cambiando y va cambiando”.

“Nos ha tocado pelear por nuestros derechos y han ocurrido dos cosas, lo justo que es pelear por nuestros derechos y la aportación rotunda de coherencia que  eso le da al sistema político”, continuó para hacer una mención a Clara Campoamor e insistir en que “el debate no es si tenemos contenidos especiales o diferentes, el debate es tener la posibilidad de colocar los contenidos que nos parezca oportuno. Y coincide que hay muchísimas mujeres en las artes visuales que colocan contenidos que convienen a la justicia de una sociedad que se pierde nuestra perspectiva. Invirtamos tiempo en tener recursos económicos, apoyo social e institucional para que las mujeres tengan ideas, hagan guiones, produzcan, dirijan y ocupen todos los espacios donde una sociedad moderna se juega para dónde va”.

“Hemos comprobado en la pandemia que la única manera de atravesar todo esto era viendo películas, para aguantar sufrimiento, inseguridad y confinamiento. Yo a estas horas el consuelo más grande que tengo todavía es meterme en un cine, con mi mascarilla, de manera segura. Parece que cuando salgo, salgo con energía recompuesta para poder continuar”.