El atestado policial corrobora la agresión violenta contra Cristina Andreu y desmiente la afirmación posterior del periodista Luis Roca

La agresión violenta que sufrió Cristina Andreu, presidenta de la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios de Comunicación (CIMA), fue un acto de violencia machista intolerable. El periodista Luis Roca fue declarado culpable en el juicio, donde reconoció los hechos tal y como fueron denunciados. Es, por tanto, inaceptable, ante la total evidencia de lo ocurrido y tras la conclusión del procedimiento judicial, que el periodista Luis Roca insista en que se han “exagerado los hechos y se ha faltado a la verdad”. Lo sucedido fue una agresión súbita y extemporánea, hecho confirmado por la diligencia policial que desmiente sus palabras de que “fue el resultado de un encuentro entre cuatro personas”.

Como queda acreditado en el atestado policial cuando la policía en las diligencias de visionado de las cámaras de seguridad del restaurante afirma: «DILIGENCIA DE VISIONADO: Se extiende para hacer constar que se procede por parte del funcionario (…) al visionado de las cámaras de seguridad del restaurante LA MARINERA, pudiendo observarse:

-··ARCHIVO LA MARINERA: A las 19:19:17 horas, se observa en el plano central de la imagen a dos mujeres sentadas en una mesa, una va vestida de oscuro (MUJER 1) y la otra va vestida con camisa blanca (MUJER 2).

A las 19:19:20 horas, se observa como una mujer que se encontraba sentada en el fondo del local (MUJER 3) siendo esta persona de complexión gruesa, portando una mochila en su espalda y una gorra en su cabeza, se aproxima a la mesa donde se encuentran estas dos mujeres (MUJER 1 y MUJER 2) y portando en las manos lo que parece ser un móvil hace el gesto de sacar una foto, regresando al fondo del comedor.

A las 19:19:30 horas, un varón que se encontraba sentada junto con la mujer, el cual viste con pantalón claro y camisa de manga larga portando una gorra en su cabeza, se levanta y se aproxima también a la mesa propinando con la mano izquierda un golpe que impacta en el rostro de la MUJER 1, para inmediatamente abandonar ambos, el VARÓN y la MUJER 3, el local, dándose la vuelva la afectada (MUJER 1), recriminándoles tal acción.»

CONSTE Y CERTIFICO”.

Cristina Andreu, como consecuencia de la agresión física violenta sufrida, sigue padeciendo dolores, además de un fuerte impacto emocional.

CIMA ya denunció la violencia física y verbal. La Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales lamenta profundamente que la violencia machista se encuentre también en el ámbito de la Cultura y animan a instituciones, profesionales y medios de comunicación a condenar públicamente el maltrato en cualquiera de sus formas.