Pilar Bardem recibe el primer Premio Cine, Ayuda y Solidaridad

“Los intérpretes, además de nuestro oficio maravilloso que amamos, somos ciudadanos y tenemos todo el derecho del mundo a decir lo que no nos gusta”, manifestó la veterana actriz al recoger el galardón que concede la Academia de Cine.

A una mujer “fuerte, valiente, luchadora, comprometida y generosa” concedió la Academia de Cine el Premio Cine, Ayuda y Solidaridad, galardón que en su primera edición recogió la veterana actriz Pilar Bardem.

Una emocionada Bardem recibió de manos de la presidenta de la institución, Yvonne Blake, este galardón diseñado por Javier Mariscal, que a partir de su segunda edición llevará el nombre de esta conocida intérprete y defensora a ultranza durante décadas de los derechos de sus compañeros. “Cuando Mariano Barroso –vicepresidente primero de la Academia– me llamó para decirme que me daban el premio, yo dije que no porque tenía la sensación de que era por toda mi carrera, que ya daban por finalizada mi vida. Cuando me explicó que se llamaría Pilar Bardem, me gustó que el apellido Bardem y solidaridad estuvieran juntos en un mismo nombre”, manifestó.

Acompañada por sus tres hijos –Javier, Carlos y Mónica Bardem–, familiares –entre otros, sus sobrinos el director Miguel Bardem y la script María Bardem–, compañeros –Juan Diego, Lola Herrera, José Manuel Cervino, Maite Blasco, Manuel de Blas, José Lifante…– y amigos, la ganadora del Goya a la Mejor Actriz de Reparto por ‘Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto’ se emocionó y emocionó a las personas que compartieron con ella este acto. “Quiero dar las gracias a todos los que habéis pasado por mi vida. Esto es un camino y yo me he encontrado con buena gente, he aprendido de todos. Hay aquí muchas personas que me recuerdan momentos de mi vida. Me ha emocionado mucho ver a Ana María Pérez del Campo –presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas–, me recuerda a tantas manifestaciones a las que hemos ido; a Manolo de Blas, el primer hombre que conocí cuando vine a Madrid; a José Marcilli, mi representante, mi amigo; a Juanito –Juan Diego–, mi hermano, nos hemos reído y también llorado tanto, a Cándido, el portero de mi casa… El pequeño mérito que pueda tener en el camino de la vida os lo debo a vosotros”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *