Volver a Home
ARCHIVO NOTICIAS
-2009 (91)
-2010 (461)
-2011 (584)
-2012 (580)
-2013 (513)
-2014 (475)
31
Octubre
2011
Josefina Molina: "Por ser mujer, he hecho la mitad de las cosas que podría haber hecho"
Etiquetas: Josefina Molina, CIMA, Goya de honor, Chus Gutierrez, Iciar Bollain, Ines Paris, Patricia Ferreira, Pilar Miro, Angeles Gonzalez Sinde
Sección: Punto de Vista
imagen noticia

La Academia de Cine ha decidido conceder a la veterana cineasta Josefina Molina, presidenta de honor de la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA), el Goya de Honor “por su contribución al cine español”.

El premio, primero que recibe una directora en nuestro país, es el tercero que recae en una mujer, tras Rafaela Aparicio e Imperio Argentina, en veintiséis años de historia. “Como estas mujeres tenían tanto talento y son precedentes maravillosos, solo puedo decir que es un gran honor. Lo mejor de todo esto es que represento a una generación de directoras y está muy bien que a las mujeres nos den premios”, dijo la cineasta poco después de conocer la noticia y convencida de que las cosas han cambiado, “aunque no se ve que se arreglen demasiado”. Josefina Molina, que es la primera mujer que obtuvo el título de Dirección en la Escuela Oficial de Cinematografía, siempre ha dicho que su carrera, por el hecho de ser mujer, se ha hecho a costa de muchísimo esfuerzo. Un trabajo y una energía que, insiste, hubieran estado mucho mejor empleados si se hubieran dedicado a perfeccionar el trabajo.

¿Qué significa el Goya de Honor para usted?

Bueno, estoy muy contenta. Siento que está muy bien que se concedan premios a las mujeres. Aunque, en realidad, a mí lo que me contenta es que lo que has hecho lo vea la gente y que luego ese trabajo se pueda analizar y criticar, y sacar de ello alguna utilidad. Eso es lo que me hace feliz. Es verdad que ahora, a mi edad, sí siento una responsabilidad, la de servir a las demás, para que las generaciones que vienen detrás sepan que hay precedentes. Para que tengan lo que los hombres han tenido siempre, tradición cultural. Yo, por ser mujer, he hecho la mitad de las cosas que podría haber hecho.

 

“Que las generaciones que vienen detrás sepan

 que  hay precedentes, que tengan lo que los hombres

han tenido siempre, tradición cultural”

 

¿Es especial el reconocimiento por el hecho de que se lo concedan sus compañeros de profesión?

Sí, eso, además, lo agradezco muchísimo, porque quiere decir que han fijado su atención en mí y en mi trabajo. Insisto, es muy bueno para mí y para las mujeres en general.

Algunos de esos compañeros también se lo debieron poner difícil en algún momento por ser mujer, ¿no?

Sí, algunos no lo pusieron fácil. Pero con el tiempo se olvida todo eso y lo que queda es la gratificación al hacer el trabajo y la posibilidad de trascendencia para los demás. Las dificultades que encuentras por el camino para hacer las cosas son el precio que hay que pagar. No quisiera ahora ser víctima del rencor, es un sentimiento que no me interesa.

Usted debutó en el cine con “Vera, un cuento cruel” (1973), una película de género, ¿hoy hubiera podido hacer esta película?

Creo que no, pero entonces fue un encargo, un productor quería hacerla. Aunque es verdad que yo empecé con cine de género, que no es habitual.

¿Eso marcó de alguna forma su carrera?

No, creo que lo que marcó mi carrera fue la televisión. Cuando yo salí de la Escuela Oficial de Cinematografía era difícil encontrar trabajo y para una mujer era imposible. Entonces me pregunté qué fórmula iba a utilizar para seguir aprendiendo, para practicar e instruirme en todo lo que no había sacado de la escuela. En esa época, la segunda cadena de TVE estaba demandando alumnos de la escuela y yo entré a trabajar como ayudante de Claudio Guerín. Luego me pasé a la realización y lo primero que hice fue “La metamorfosis”, de Kafka (1968), que no era fácil y que también fue un encargo. Bueno, creo que es que nadie quería hacerlo, los otros preferían cosas más lucidas, Shakespeare y cosas así. Y yo dije: “Yo lo hago”. Además, Kafka me interesaba muchísimo, metí dentro “Carta al padre”. Me paseaba por los pasillo de televisión con una cucaracha en un bote, en el bolsillo, para rodar planos cortos en cuanto encontraba un estudio vacío.

 

“Cuando yo salí de la Escuela Oficial de

 Cinematografía era difícil encontrar

 trabajo y para una mujer era imposible”

 

La película por la más se la conoce es por “Función de noche”, con ella demostró mucha valentía y sus ganas de experimentar…

En este trabajo tienes que tener un punto de riesgo y también un sentido de juego, creo que es lo más importante. Es la película mía que más se ve y yo la vuelvo a ver a menudo, así que recuerdo muchas cosas de ella. Fue un experimento muy intenso y se hizo gracias a Lola Herrera, que fue muy valiente. Allí nació una complicidad que todavía tenemos. Las dos estábamos tocadas por un interés en que las cosas cambiaran, teníamos un impulso… Las dos lo habíamos pasado mal, éramos de una generación que se había tropezado con muchos hándicaps y sentíamos que aquel era el momento para que nos oyeran, para que oyeran sobre todo a las mujeres.

¿Qué recibió a cambio de esa película?

Lola y yo tuvimos que pagar un precio. Hay que tener en cuenta que hoy es fácil hablar del problema de las mujeres, pero entonces… Tuvimos que hacer muchas películas de hombres con una mirada femenina. Yo siempre colaba lo que quería decir en todas partes, hiciera lo que hiciera. Pero en aquellos años no podía ir contando nuestras vidas, no le interesaba a nadie… creo que aún sigue sin interesar.

¿Qué reflexión hace ante el hecho de que usted sea la primera directora que recibe el Goya de Honor en 26 años? 

Quiero creer que hoy hay por fin muchas más mujeres haciendo cine. Ahí están Chus Gutiérrez, Inés París, Isabel Coixet, Icíar Bollaín que ya ha trascendido… Están labrando su surco con su cine, y lo están haciendo con sinceridad y con pasión y eso es importante. No hay que olvidar que hasta 1988 solo éramos diez mujeres directoras, después de 1990 aparecieron casi 40 más.

 

Lola Herrera y yo tuvimos que pagar un precio por “Función

de noche”. Tuvimos que hacer muchas películas de

hombres, aunque lo hicimos con una mirada femenina

 

 

Pero muchas de ella no hicieron segunda o tercera película…

Por eso nació CIMA, porque vimos que había algo que no funcionaba. Y se hizo ese primer estudio que encargó la Asociación.

¿Y ahora cómo está la situación? 

No creo que las nuevas generaciones de cineastas estén por la labor de quedarse quietas, algo que al mundo masculino le parecería muy bien, claro. Pero ya es imposible la vuelta atrás. Lo que sí habrá serán cribas, pero provocadas por la propia trayectoria de cada uno.

Sin embargo, da la sensación de que usted tuvo acceso a proyectos más interesantes que los que surgen hoy. 

Porque es lógico. Cuando había pocas mujeres, teníamos más resonancia. Éramos muy pocas las que hacíamos por primera vez las cosas. Cuando se nombró a Pilar Miró directora general de Cine tuvo una enorme resonancia, que no es igual hoy. El nombramiento de Ángeles González Sinde como ministra ha resultado ya mucho más normal. Pero eso llevaba también consigo hándicaps impresionantes. Nosotras hicimos lo que pudimos, no todo lo que queríamos, pero no dejamos de hacer. Y, también, elegimos lo que quisimos y eso tuvo más consideración por parte de los medios de comunicación. Ahora, además, también hay más hombres haciendo cine, porque es más fácil acceder a los medios técnicos, por Internet… Ahora hay mucha gente que puede decir cosas, pero será el público el que seleccione. En aquellos años, nosotras también teníamos muchos proyectos que se quedaron en un cajón, que no llegaron a buen puerto. Pero ponte ahora a hacer una película, si una producción para que esté dentro del mercado o del sistema necesita tres millones de euros. Es mucho más difícil, se necesita mucho dinero. 

Entonces, ¿cree que la situación en el cine hoy es mejor o peor para la mujer?

Creo que es mejor, aunque no veo que las cosas se arreglen demasiado. Avanzar es algo que solo se puede hacer con tozudez. También creo que la revolución comenzará por la televisión. En televisión se están haciendo cosas grandes, como “The Wire”, “Mad Men”… Quizás el cine se contagie de eso, pero ha perdido muchas bazas. La gente joven prefiere ver el cine en su casa. Tal vez es hora de reconocer que el cine tiene muchos otros canales.

La otra cara de la televisión y el cine es el mensaje que la gente joven extrae de ellos.

Bueno, la televisión está dando un mensaje que para qué las prisas. Es un atentado a la dignidad del ser humano, al lenguaje, a la estética, a las mejores facetas del ser humano… Y ahí es donde ven cine los de quince años y muchos más. Así que me parece un milagro que exista Amenábar o que haya mujeres, como Chus Gutiérrez, Icíar Bollaín, Inés París, Patricia Ferreira… Es un milagro porque nada conduce a ello.

 

“La televisión hoy es un atentado a la dignidad, al

lenguaje, a la estética, a las mejores facetas del ser

 humano. Y ahí es donde ven cine los de quince años”

 

Tampoco es muy positiva la imagen que el cine da de la mujer, por ejemplo.

No lo es en el cine que hacen los hombres, claro. Ahí las mujeres son horribles. Icíar Bollaín dice que, a veces, ha tenido que interpretar a personajes que le parecen marcianos, que no tienen nada que ver con ella. Son personajes travestidos.

¿Con qué cómplices ha contado en su carrera?

En televisión, con Antonio Abellán, Martín de Blas, Carlos Gortari. Y en cine, José Sámano, teníamos un grado de entendimiento y de complicidad… era importante para los dos esa parte de juego de la profesión, poder experimentar…

¿Qué dirá cuando recoja el Goya de honor?

No habrá agradecimientos, los agradecimientos van implícitos. Yo voy a hablar de cosas que nos interesan a todos, sobre todo a las cineastas.

 

BIOGRAFÍA Y FILMOGRAFÍA

La cineasta cordobesa, primera mujer que consiguió el título de Director-Realizador en la Escuela Oficial de Cinematografía de Madrid, tiene una trayectoria profesional completísima y cargada de reconocimientos. El Goya de Honor se suma ahora merecidamente a todos ellos.

Televisión

En l964 inició su trayectoria profesional en Televisión Española como realizadora y guionista. Dirigió obras para Estudio 1, Teatro de Siempre, Hora 11, Cuentos y leyendas, Los libros,  Los Pintores del Prado y  Esta es mi tierra,  entre otros programas.

En l978 obtuvo el premio Praga de Oro a la Mejor Dirección, en el Festival de Televisión de Praga,  por la serie de TVE "El Camino", con guion suyo y de Jesús Martínez León, y basada en la novela de Miguel Delibes.

En l980 recibió la Mención Especial del Jurado en el Festival de Televisión de Montecarlo por el programa "Averroes".

En l982/84 dirigió la coproducción TVE- RAI, "Teresa de Jesús", también con guion propio y de Carmen Martín Gaite y Víctor García de la Concha. La serie, de ocho horas de duración, se ha visto en  cadenas de televisión de casi todo el mundo.

En 1997 dirigió la serie “Entre Naranjos” para TVE, con guion suyo y de Jesús Martínez León, sobre la novela de Blasco Ibáñez.

Teatro

Debutó como directora teatral en 1979 con una versión (en la que participó) de la novela de Miguel Delibes “Cinco horas con Mario”, en cuya dramaturgia participó. Le siguieron montajes de: “Motín de Brujas”, de Benet i Jornet (Teatro María Guerrero. Centro Dramático Nacional, 1980); “No puede ser el guardar una  mujer”, de A. Moreto (Teatro de la Comedia. Compañía Nacional de Teatro Clásico, 1987); “Los últimos días de Emmanuel Kant contados por E.T.A. Hoffman”, de Alfonso Sastre (Teatro María Guerrero. Centro dramático Nacional, 1989); “Cartas de amor” (Teatro Bellas Artes, 1990) ;La Lozana Andaluza”, de Rafael Alberti (Teatro Central. Centro Andaluz de Teatro, 2001),  y el año pasado firmó la coadaptación y dirección de la nueva puesta en escena de “Cinco Horas con Mario”, que se estrenó en el Teatro Calderón de Valladolid, tras lo cual pasó por el Teatro Reina Victoria de Madrid y hoy está de gira por España.

Cine

En l973 dirigió su primera película, "Vera, un cuento cruel", seleccionada por el Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

"Función de Noche" (1981) fue seleccionada por el Museo de Arte Moderno de Nueva York y por festivales internacionales, entre ellos Londres y San Sebastián.

 "Esquilache" (1988) obtuvo el Premio a la Mejor Película en el Festival de Biarritz de l989 y el Premio a la mejor Dirección en el Festival Latino de Nueva York de l990.  

“Lo más natural” (1990) y “La Lola se va a los puertos”, de Manuel y Antonio Machado, (1993) son sus últimas películas.

Novelas

Ha publicado tres novelas: “Cuestión de azar" (Planeta, 1997), "En el umbral de la hoguera" (Martínez Roca, 1999) y "Los Papeles de Bécquer" (Martínez Roca, 2000). También es autora de la autobiografía “Sentada en un rincón”, editada por la Semana  Internacional de Cine de Valladolid

Premios y reconocimientos

En 1994 la Junta de Andalucía le concedió la Medalla de Plata de las Bellas Artes.

Una sala de la Filmoteca de Andalucía lleva su nombre desde 1997.

Premio de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión de España a la Mejor Dirección-Realización por la serie "Entre naranjos" (1998) y  al Mejor Guion por "Azinhaga, Lisboa, Lanzarote", de la serie "Esta es mi tierra" (2000).

La Semana  Internacional de Cine de Valladolid  ofreció una retrospectiva de su obra y le rindió un homenaje en su 45 edición, en el año 2000, en que le otorgaron la Espiga de Oro.

Premio Granada de Plata, por el conjunto de su obra en la II Muestra de Cine de Mujer de Granada (2002).

Premio Talento de la Televisión, 2003 de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión.

Premio Toda una vida, 2003 de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión.

Premio José Val del Omar 2005.         

Medalla de Oro de las Bellas Artes en 2006.

Mujer de Cine 2011, del Instituto de la Mujer.

Goya de Honor 2011.

Es Presidenta de Honor de CIMA, Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales.


VER COMENTARIOS (0)


DEJA TU COMENTARIO (Validación previa)




Introduce el código que ves en la imagen, si no puedes leerlo, actualiza la página (el código diferencia entre mayúsculas y minúsculas)


 1


Comparte las noticias y síguenos
en las principales redes sociales
Suscribete a nuestro boletín semanal y entérate de todo!
© CIMA Asociación de mujeres cineastas y medios audiovisuales |Política de Privacidad | Mapa Web | Diseño y Desarrollo web