Conclusiones del I Foro FIACINE

La Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA) colaboró en el I Foro FIACINE de Cineastas Iberoamericanas, que se celebró en el Festival de San Sebastián, y en el que Anna Serner, directora del Instituto de Cine Sueco, explicó el modelo legislativo con el que ha alcanzado la igualdad de género en el sector. Al finalizar las jornadas se redactó, con especial implicación de CIMA, un documento de conclusiones, aquí detallado.

“Es un hecho contrastado que en el ámbito iberoamericano hay pocas mujeres directoras, guionistas y productoras en la industria, especialmente en los proyectos de mayor relevancia. También son muy escasas las mujeres en cinco profesiones técnicas: fotografía, sonido, montaje, composición de música y efectos especiales y animación”.

I Foro FIACINE de cineastas iberoamericanas / Documento de conclusiones

Los datos analizados por FIACINE sobre el conjunto de los integrantes de las Academias de Cine de Colombia, México, Venezuela, Argentina, Paraguay, Brasil, España, Portugal y Chile ofrecen los siguientes números:

  • Las academias iberoamericanas cuentan con 3.708 miembros, de los cuales solo el 31% son mujeres.
  • En 2016 se estrenaron 798 películas: En ficción solo el 10% fueron dirigidas por una mujer y en documental el 21%.

La “radiografía” de la profesión que estos datos nos ofrece significa que el hecho de ser mujer afecta negativamente a la carrera profesional en el mundo del cine. Y no sólo son menos las mujeres que los hombres en las tareas directivas y técnicas, sino que, además:

  • -Tienen menos continuidad laboral.
  • -Tardan más en hacer su segunda o tercera película.
  • -Manejan presupuestos más bajos.
  • -Gran parte de las mujeres se convierten en productoras ellas mismas como única alternativa para desarrollar una carrera profesional.

SIN EMBARGO:

Las mujeres no son “menos eficaces” ni “menos talentosas” y la calidad de su trabajo, lo demuestra.

Tampoco es que se “autoexcluyan” porque les parezca una profesión que no les interese: hace ya muchos años que las mujeres son muchas, cuando no mayoría, en las universidades, en las carreras en las que se forman los profesionales del audiovisual y en las escuelas de cine.

ADEMÁS:

El hecho de que haya pocas mujeres escribiendo, dirigiendo y produciendo, o sea, en los puestos donde se decide qué y cómo se va a contar, afecta a los contenidos.

Una de las consecuencias más graves de esta “masculinización de la pantalla”, es el tratamiento de las relaciones amorosas y familiares, que tiene su cara más preocupante en la presentación “normalizada” y no crítica de la violencia contra las mujeres.

Hace años que esta situación se viene denunciando a través de las asociaciones de las mujeres profesionales del sector (CIMA en España), y el discurso de la igualdad ha sido aceptado. Sin embargo, aunque la situación se reconozca, lo cierto es que no se pasa de la teoría a la acción.

  • *Faltan las acciones políticas convencidas de la prioridad de este cambio necesario.
  • *Faltan los planes y medidas coherentes y sistemáticas que realmente cambien la situación.

Como creemos que no basta con declaraciones de intenciones y medidas coyunturales de mínima trascendencia, vamos a plantear en este escrito una serie de PROPUESTAS que marquen una dirección de trabajo:

1) ELABORACIÓN DE DATOS E INFORMES

Pedimos a los organismos responsables y a las academias de cine de cada país que ofrezcan, desagregados por sexo:

  • – Los datos de producción anuales, nº de películas, presupuestos y responsables de cada departamento.
  • -Los datos de las subvenciones recibidas por cada película.

Esto permitirá saber cuántas mujeres hay al frente de los proyectos, así como conocer los presupuestos que manejan unas y otros.

2) DESARROLLAR POLITICAS PÚBLICAS CON OBJETIVOS DE IGUALDAD

Somos conscientes de que cada país es soberano y tiene una legislación distinta pero lograr la igualdad de las mujeres en el cine, debería ser un objetivo común. Para conseguirlo es fundamental que trabajen en equipo las academias de cine, los institutos de cinematografía y las asociaciones. Pedimos a las Instituciones que se comprometan con presupuestos y un calendario a llevarlas a efecto.

FIACINE se compromete a dar continuidad a este foro en los distintos festivales de los nueve países integrantes, para seguir ahondando en la búsqueda de medidas concretas y eficaces para trazar una hoja de ruta inspirada en el modelo sueco que nos ha ofrecido Anna Serner en su conferencia.

3) IMPLEMENTAR PROGRAMAS FORMATIVOS, EDUCATIVOS, DE EMPODERAMIENTO Y VISIBILIZACIÓN DE LAS MUJERES PROFESIONALES.

Concretamente proponemos que se cree en cada país una web que de visibilidad a las mujeres trabajadoras del cine en todas sus categorías. Esta web dependerá de las academias de cine.

Es necesario un plan integral que trabaje por la igualdad en el cine, en el que se impliquen las cadenas de televisión, los festivales de cine, las escuelas y la crítica cinematográfica. No queremos terminar sin hacer un llamamiento a toda la industria, ya que este no es un problema solo de las mujeres sino un reto para toda la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *